Experiencias del Ayuno de Daniel

A continuación están las experiencias de diferentes personas que después de haber participado del Ayuno de Daniel fueron renovadas y otras que recibieron el Espíritu Santo.

“Cuando empezó el Ayuno de Daniel no lo tomaba enserio. Pero, pensé que si no tengo el Espíritu Santo estoy perdido. A partir de ese momento empecé a leer los libros de la iglesia y la Biblia, buscar el Espíritu Santo, perdoné a todas las personas de quienes tenía odio. Hoy acudí a la iglesia para buscar a Dios con todas mis fuerzas y le dije que lo único que quería era su Espíritu.
Cuando los obispos extendieron sus manos sentí fuerzas para luchar, alegría que nunca conocí y paz inmensa. Antes de recibir el Espíritu Santo era muy impaciente y nervioso. Pero, cuando el Espíritu Santo vino sobre mí tuve una certeza de que todo cambiaría. Tengo la certeza de que el Él está en mí.”

Carlos – Manacor

“Participando de este ayuno he renovado mi comunión con Dios, me ha servido para estar alerta y siempre vigilar. En los días de hoy es muy fácil adaptarse a las cosas de este mundo, por eso el abstenerme de entretenimiento secular me ha ayudado en centrar mi mente más en Dios. Ha habido un avivamiento en mi interior.”

¡Gracias a Dios por estos propósitos!

Danilo Pardo

Deixe o seu comentário

Ou preencha o formulário abaixo.


O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *