¿Hasta qué punto TE AMAS?

Nacional |

Muchas veces pensamos en la calidad del amor que sentimos hacia los demás, en si todo lo que hacemos es suficiente…Pero, ¿y por uno mismo?
¿Cómo es el amor que nutres hacia ti mismo?

Siempre tristes y solos… la insatisfacción constante puede ser una señal clara de que algo no está bien dentro de uno. Lo que muchos desconocen es que la base de la solución a sus problemas puede estar en algo, tantas veces olvidado o dejado en segundo plano: el amor-propio.
“Nada de lo que hago sale bien…”;”No tengo suerte ninguna en la vida…”; “Soy tan burro/a…”; “Tal vez sea mejor dejar que otra persona más capaz se ocupe de este asunto…” ¿cuantos no escucharon de la boca de alguien hacer, o ellos mismos hicieron, estas afirmaciones? Y no, no se trata de una depresión o tristeza momentáneas y sí de la incapacidad para reconocer que su amor-propio está bajo cero.

RECONOCE LOS SÍNTOMAS.
Vivenciar sentimientos como el fracaso, la desconfianza, la inseguridad y la culpa son otros de los síntomas que, a parte de la insatisfacción, revelan que tu amor-propio no está nada saludable. Este tipo de pensamientos pueden volverse todavía más negativos cuando, la persona, ve fotos de conocidos en las redes sociales o se da cuenta de que un amigo tuvo una gran conquista. Hacer comparaciones, constantemente, respecto a otras personas puede ocasionar una sensación de incapacidad, injusticia o angustia.

¿VIDA DIFÍCIL? La realidad es que la vida es difícil y ha provocado desánimo en la gran mayoría. Además, el descontesto con la vida, también puede estar relacionado con la falta de amor-propio, tal y como explica en Universal.org la psicoterapeuta y coach Andressa Miiashiro. Según Andressa, el amor-propio, hace que las personas consigan ver el lado bueno de la vida, incluso cuando parece que todo está patas arriba.
“No existe una respuesta única pero, el amor-propio, puede ser entendido como el cuidado, respeto, consideración y compasión que nos damos a nosotros mismo. Amor-propio es respetarse de forma total. Muchas veces respetamos a otro, cumplimos los plazos pero no vemos nuestras necesidades, tenemos poco tiempo para mirarnos a nosotros mismos” -explica.

AUTONOMÍA Y PERDÓN.
Sin amor-propio y autoconocimiento -según Andressa- es difícil identificar el origen de las cuestiones que nos incomodan. Mientras tanto, las consecuencias, pueden aparecer en forma de sentimientos negativos.
“Muchas veces surgen sentimientos de rabia, angustia, tristeza… pero no sabemos muy bien porqué.”
El psicoterapeuta Fernando Vieira,sim embargo, afirma que, el amor-propio, está relacionado con la autonomía.
“Necesitamos aprender a posicionarnos y a tener autonomía, no podemos poner nuestras expectativos en las demás. Amor-propio es saber decir “no” para no arrollar lo que hay dentro de nosotros” -aclara.
“En primer lugar, la persona necesita aprender a perdonarse. Después, es importante ejercitar la compasión, inspirarse en el ejemplo de Jesús y evitar juzgarse a sí mismo y a los demás.”

¿Quieres aprender a tener amor-propio?
Visítanos Jueves a las 20h en la Terapia del Amor.
Paseo de Santa María de la Cabeza 12 Atocha – Madrid

* Artículo extraído de la revista “Hoja Universal” edición nº32.

Deixe o seu comentário

Ou preencha o formulário abaixo.


O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *